Javier Amador (C’s) considera que “es necesario orientar el gasto para mejorar la situación de los vecinos de la capital que lo están pasando realmente mal”

Las Palmas de Gran Canaria, martes 20 de diciembre de 2016. El grupo municipal de Ciudadanos (C’s) ha anunciado este martes que solicitará en el próximo pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que “se elaboren en el siguiente ejercicio unas nuevas bases para la concesión de las ayudas al IBI social”.

Así lo ha explicado el concejal de C’s en el consistorio capitalino, Javier Amador, quien ha lamentado que “de las 26.000 familias a las que se pretendía ayudar este año, solo se ha alcanzado un total de 5.162 beneficiarios”.

Por esta razón, el edil ha señalado que “se debe reflexionar sobre si los criterios de concesión de las ayudas eran los adecuados, no tanto por el número de personas beneficiarias”, sino porque “la simplificación de los requisitos no ha respondido a las expectativas planteadas”.

En este sentido, Amador ha manifestado que “es esencial modificar las bases de concesión de este tipo de ayudas para aprovechar al máximo las posibilidades presupuestarias”. Y ha añadido que “no se trata de gastar más, sino de orientar el gasto para mejorar la situación de todos los vecinos de la capital que lo están pasando realmente mal”.

Para ello, el concejal de C’s ha propuesto como principal criterio a tener en cuenta a la hora de elaborar las nuevas bases que “las ayudas al IBI social se destinen a todos aquellos beneficiarios de alguna prestación otorgada por las diferentes administraciones públicas que tengan como razón fundamental la mala situación económica del solicitante”, entre las que se deberán tener en cuenta “las ayudas de emergencia y/o necesidad y la Prestación Canaria de Inserción (PCI)”, así como “otras ayudas o prestaciones que el área de Cohesión Social considere oportunas”.

Otros criterios que propone el grupo municipal de C’s en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria son “eliminar como requisito el valor catastral de la vivienda”, además de “mantener como beneficiarios a los inquilinos de las Viviendas Protegidas calificadas de alquiler (Visocan)”, ha concluido Javier Amador.