Cs exige a Doreste que cese en sus intenciones de incluir los edificios de viviendas privadas en el Plan de Reposición de Las Rehoyas

 
Beatriz Correas Suárez, Concejal de Ciudadanos Ayuntamiento de Las Palmas de Gran canaria Candidata Alcaldesa Las Palmas de Gran CanariaBeatriz Correas (Cs) asegura que “el ayuntamiento todavía está a tiempo de evitar caer en irregularidades y de reconducir el plan de reposición”

Las Palmas de Gran Canaria, jueves 21 de febrero de 2019. El grupo municipal Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha anunciado que presentará una moción en el próximo pleno para “instar al concejal de Urbanismo, Javier Doreste (LPGC Puede), a abandonar sus intenciones declaradas de incluir en el Plan de Reposición de Las Rehoyas-Arapiles a los edificios de viviendas privadas”.

Así lo ha manifestado la portavoz municipal de Cs en el consistorio capitalino, Beatriz Correas, quien ha recalcado que esta moción pretende que “el pleno repruebe y censure las intenciones, manifestadas en reiteradas ocasiones por el señor Doreste, de incluir en dicha reposición viviendas que son y siempre han sido propiedades privadas”.

“Los propietarios de dichas viviendas ya han anunciado acciones judiciales en el caso de que se siga por esta vía de reposición”, por lo que, con total seguridad, “se producirá un bloqueo en el conjunto de todo el plan”, ha afirmado Correas.

En este sentido, ha señalado que “el ayuntamiento todavía está a tiempo de evitar caer en estas irregularidades y de reconducir el plan de reposición”,para que “afecte exclusivamente a las viviendas sociales”, y, de este modo,“se evitaría un proceso judicial innecesario para todas las partes”.

Al respecto, la edil de Cs ha explicado que “existen mecanismos mediante los cuales una institución pública puede expropiar, abonando su justiprecio o con acuerdo entre las partes, en defensa del interés general”.

Sin embargo, “este no es el caso, ya que se desconoce el interés por el que se les quitan sus viviendas”, y tampoco “se abona ningún justiprecio, ni se pretende llegar a un acuerdo con los vecinos”, sino que “se obliga a los propietarios a aceptar una vivienda social a cambio de viviendas adquiridas en el mercado libre”.

Por todo ello, y porque “el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no puede vulnerar de esta forma la propiedad privada”, Ciudadanos ha exigido al concejal de Urbanismo que “cese en sus intenciones de incluir en el plan de reposición los edificios de viviendas privadas”.